dir_public inicio

Noticias

  • Si no pudiste ver el pasado domingo en  Televisión Canaria el programa Informe Trópico: "La bahía de la discordia", donde se analizaron las distintas posiciones en el debate sobre la permanencia de la cementera en El Pajar, puedes verlo en diferido.
    Contó con la participación de don Fernando del Castillo y Benítez de Lugo y de don Nicolás Villalobos Mestres, Presidente y Vicepresidente, respectivamente, del CIT de Gran Canaria. 

    Accede  al vídeo del programa integro en el siguiente enlace:
    https://www.youtube.com/watch?v=XmUix_55QzE


  • LA PROVINCIA. 30 DE JUNIO DE 2022.

    ENTREVISTA A DON FERNANDO DEL CASTILLO Y BENÍTEZ DE LUGO, PRESIDENTE DEL CIT DE GRAN CANARIA



     


  • Accede a la noticia publicada en La Provincia en el siguiente enlace:
    https://www.laprovincia.es/.../pp-av-insta-ayuntamiento...
     

  • El pasado viernes 22 de mayo tuvo lugar la ceremonia de entrega de los Premios Selec Radio 2022.
    Don Octavio Martell, miembro de nuestra Junta Directiva, viajó hasta Tenerife para recoger en nombre del CIT de Gran Canaria el
    Premio a la Innovación, Sostenibilidad y Desarrollo Turístico. 

    Agradecemos a Selec Radio la concesión de este galardón y a don Octavio Martell el haber acudido a recogerlo en nombre de todos, no pudimos contar con mejor representación.

  • EL CIT APOYA LA RECUPERACIÓN PÚBLICA DEL PUERTO DE SANTA ÁGUEDA

  • Si un hombre fuese situado en la ciudad de Las Palmas, otro en Tejeda, otro en La Vega de Arucas, otro en La Atalaya, otro en Maspalomas, y se les pidiese después que contasen lo que habían visto, serían tan diferentes, tan contrapuestos sus relatos, que, quienes careciesen de información anterior, se resistirían a creer que todos ellos hablaban de la misma isla...El que se hubiese asomado a Maspalomas en el sureste isleño, describiría un lugar africano: arena, ardor de sol, dunas, palmeras agrupadas; para copiar los oasis del continente negro, llanura, soledad, fondo de tono canelo para la silueta sinuosa y color tierra del camello...».

    Considerado uno de los grandes humoristas de las letras españolas del s. XX y brillante cronista parlamentario, así describía Wenceslao Fernández Flórez (La Coruña, 1885 - Madrid, 1964) sus impresiones de Gran Canaria en su 'La conquista del horizonte'. Obra descriptiva de sus viajes por Galicia, Biarritz, Andorra, Alicante, Marruecos, ... Y -seguro que, por proximidad al reino alauita, mándame una cartita- por nuestra tierra.

    Antes que la luna en 1969, el hombre conquistó Maspalomas. Maspalomas-Costa Canaria. Un viaje, para una gran conquista, iniciado hace ahora 60 años, gracias al inigualable impulso de Don Alejandro del Castillo y del Castillo, octavo Conde de la Vega Grande de Guadalupe. Al cual debemos todos los canarios -no sólo grancanarios- el promover el Concurso Internacional de Ideas para la Urbanización de la Zona Residencial y Turística denominada Maspalomas Costa Canaria.

    60 aniversario en este 2022 porque, tal y como rezaba en el artículo 19 de las bases del concurso de ideas, en el apartado de Calendario, «...los concursantes deberán tomar sus precauciones para que sus proyectos lleguen a Las Palmas antes del 15 de diciembre de 1961...La decisión del jurado se hará pública en el mes de enero de 1962». 1962 - 2022. 60 años de una gran idea transformada y materializada en uno de los mejores destinos turísticos de toda Europa.

    Anterior a ningún desarrollo turístico, el particular finisterre social de Canarias, en general, y de Gran Canaria, en particular, presentaba las coordenadas de una sociedad muy empobrecida, a duras penas sustentada -además de por la actividad portuaria y comercial- por una escasa ganadería y una sacrificada agricultura. Tanto por el erial a convertir milagrosamente en campos productivos, como por las duras condiciones de vida de los labriegos. Y en el horizonte físico de aquellos difíciles tiempos, mar, dunas, playas, brisas. Todo un magnífico espacio natural por conquistar al sur del sur.

    Maspalomas Costa Canaria no siempre estuvo ahí. Y para no olvidar jamás de dónde venimos, a la vez que tener presente hasta dónde podríamos ser capaces de llegar, el Museo de la Zafra, en Santa Lucía de Tirajana. Espacio creado para tener muy presente la memoria de nuestro duro pasado no tan lejano. Entren, por ejemplo, en la réplica de la cuartería, y reflexionen sobre cuán afortunados somos. Y cuán agradecidos debemos estar a nuestros antecesores generacionales.

    Y de aquel gran impulso de don Alejandro del Castillo con su Concurso Internacional de Ideas, el grandioso salto sideral que vino a señalar el nuevo camino de nuestro desarrollo social y económico. Cual John F. Kennedy en su discurso de inicio de los 60, con aquel «Creo que esta nación debe comprometerse con la meta, antes de que termine la década, de llevar un hombre a la luna, y devolverlo sano a la Tierra». Y tras pisar la luna, Armstrong que vino a pisar Maspalomas. Isa incluida.

    De ser una isla e islas de las que se tenía un escaso conocimiento allende nuestras fronteras (¡en las bases del concurso se informaba de que aquí se conducía por la derecha!), a la potencia mundial turística que llevamos siendo en las últimas décadas. Gracias a un simple concurso...de ideas.

    Hemos vivido una pandemia. Nos hemos -o nos han- recluido en casa. Hemos conocido el 0 turístico. Sin un solo avión aterrizando en nuestros aeropuertos. O sin un solo crucero atracando en nuestros puertos. Silencio y vacío -afortunadamente coyuntural- que quizás nos ayude a entender lo que podía ser, hace 60 años, pensar que «en el sur no hay nada que nos dé de comer, habrá que emigrar». De emisores a receptores de migrantes. La seguridad y la economía cambian los roles.

    Por ello, toca llamar a rebato. Y decir «basta ya» a la inatención, a la dejadez, a la relativización, respecto a la verdadera importancia de nuestro turismo. Y resaltar su valor absoluto. El que nos da la vida de puertas para adentro. El que nos situó definitivamente en el orbe internacional del progreso y el desarrollo. Posicionándonos a la vanguardia de uno de los sectores económicos más importantes y trascendentales en el devenir e interrelación de las sociedades.

    Llenamos los discursos con conceptos de moda (desarrollo sostenible, digitalización), pero no somos capaces, siquiera, de que en nuestras playas de referencia ondeen las banderas azules (somos punteros, arriando banderas). O ni siquiera disponemos de una hamaca o un chiringuito en condiciones. O de una mínima y digna señalética orientativa, sencilla, de imprenta, para nuestros visitantes. No en el meta-verso paralelo ese. Sino aquí mismo, en el terruño.

    Destinamos unos cuantos miles de euros del erario público para pomposas presentaciones de marketing turístico, pero no somos capaces, primero, de destinar dicho dinero a sanear las canalizaciones que eviten vertidos a las aguas de nuestro Atlántico. Las que vendemos como azules.

    Nos atrevemos a decir gratuitamente - ¡incluso en sede parlamentaria! - que tenemos que vivir con la mitad de los turistas, abogando (sic) «por una reconversión y gastar los recursos en programas de recolocación de la fuerza laboral en nuevas tecnologías y en el sector primario». Obviando los singulares parlamentarios de turno que, recibiendo la mitad de la cifra de nuestros visitantes, no habrá 200.000 desempleados. Habrá 400.000. Y que, sobre todo, no hay cabra pa'tanta gente...a recolocar.

    Nuevas tecnologías y sector primario. Por supuesto, toca hacer justicia con nuestros agricultores y ganadores, también fundamentales para nuestro turismo. Como industria en sí, y como sector enriquecedor de nuestros paisajes y pueblos de interior. Y, por supuesto, también he alucinado con el spot de los ordenadores ASUS rodado en Gran Canaria. Pero, ¿recursos en programas de recolocación? ¿Qué recursos, si se reduce la actividad turística-económica? ¿Recursos...del aire?

    Empantanamos proyectos de iniciativas privadas, generadores de economía y empleo. Y no nos preocupamos de las personas sin techo, sin trabajo y sin recursos que pasan a ser okupas forzados de abandonados palmerales «turísticos», de barrancos de nuestra geografía o hasta de los bancos de espera y descanso de nuestros aeropuertos. ¿Isla, islas, de cuento? ¿O en situación de descuento?

    ¡Si hasta somos capaces de pretender (twitter dixit) perfumar con Chanel nº3 Eau d'Espagne a nuestra tierra, sin antes haber eliminado malos olores de orines y excrementos de las calles que pateamos y en las que convivimos! Ni que no supiéramos que sudor y colonia -aún nos pusiéramos gotitas de Chanel a cámara lenta-, ni siquiera en los pies bien vestidos por Calzedonia.

    Turísticamente hablando, esos son ejemplos de elementos de los actuales desafíos a superar. Y del nuevo horizonte a diseñar y conquistar. No tanto geográficos o territoriales (-aunque también, como aquellos suelos clasificados como turísticos, impedidos, burocráticamente, respecto a su racional y planeado desarrollo económico-). Como sí arquitectónicos, metodológicos, normativos, conceptuales, formativos, promocionales, institucionales, tecnológicos, medioambientales.

    Apropiándome de la fantástica nueva campaña de la Asociación de Industriales de Canarias (Asinca) -especialmente destinada a los jóvenes del archipiélago-. Y extrapolando a nuestro turismo su gran mensaje, vale la pena replicar lo de «El futuro es ahora...Ahora es el momento de cuidar de lo nuestro...de proteger nuestra tierra...sin excusas, sin complejos...somos el relevo y sabemos cómo hacerlo...con canariedad, con orgullo por lo bien hecho...nuestras decisiones sí importan. ...Elaborado en Canarias». Como Maspalomas Costa Canaria. Como nuestro turismo. Para, por lo menos, otros 60 años más.
     

    DAVID MORALES DÉNIZ, PRESIDENTE SKAL INTERNACIONAL DE TURISMO DE GRAN CANARIA - @DAVIDMDENIZ

    Las Palmas de Gran Canaria. Domingo, 22 mayo 2022.
    CANARIAS 7. 
    https://www.canarias7.es/economia/turismo/conquista-horizonte-20220522211257-nt.html


  • CANARIAS 7. 22 DE MAYO DE 2022.

    1)Se cumplen 60 años de Maspalomas Costa Canaria. Como miembro de la Familia Condal, ¿qué balance hace de aquella iniciativa, que fue el pistoletazo de salida del desarrollo turístico? 

    El proyecto Maspalomas Costa Canaria fue la gran apuesta empresarial de mi familia para el desarrollo turístico y económico de toda Gran Canaria en los años 60. A través del concurso internacional de igual nombre se sentaron las bases para una planificación urbanística y turística que incluía el frente de litoral costero más apropiado para este uso, desde San Agustín hasta Arguineguín. Esta operación suponía un gran riesgo económico debido al elevado compromiso de inversión que conllevaba, pero a pesar de ello, repitiendo el mismo espíritu emprendedor de otros ciclos económicos e históricos vividos, mi familia, como amantes de nuestra Isla,  siempre se implicó en el desarrollo de Gran Canaria poniendo nuestras propiedades costeras para este fin. Empezamos de cero, poniendo  toda la infraestructura necesaria: agua, luz, carreteras, saneamiento, depuradoras, desaladoras etc, financiándola con capital propio, por un beneficio particular claro está, pero también contribuyendo al interés general mediante una inversión participativa a través de la cual miles de familias canarias también se repartieron  las plusvalías y riqueza que iba generando la actividad turística.  Con ello se consiguió crear el emporio turístico que significa hoy este atractivo lugar, motor de la economía de Gran Canaria, un destino internacional competitivo muy reconocido y valorado económicamente en muchos países de nuestro entorno, del que viven y trabajan actualmente miles de paisanos y extranjeros, incluso desde sus  países de origen. Es inmensa la cantidad de riqueza que se ha creado. Estamos muy orgullosos de Maspalomas. 


    2)Frente a quienes critican el desarrollo turístico, ¿cree que el balance de estos 60 años es más positivo que negativo?.

    Criticar el desarrollo turístico creado y lo que representa hoy Maspalomas a nivel mundial desde un ángulo simplista es pura demagogia o más bien ignorancia. Claro que el balance es positivo en todos los sentidos. No sería justo criticar el desarrollo conseguido desde nuestro actual conocimiento que engloba renovados estándares paisajísticos, sostenibilidad medioambiental, nuevas tecnologías de construcción, energéticas, digitales y sobre todo años de estudio académico y evolución sobre el comportamiento y las necesidades de la demanda turística, las coyunturas sobrevenidas del cambio climático, etc. 
    Siempre hay espacio para una crítica constructiva contextualizando en el tiempo todo lo anterior, aspirando en cada momento a mejorar nuestro modelo turístico en términos evolutivos hacia el camino de la excelencia. El turismo es algo dinámico, una ciencia compleja en constante cambio y la cual requiere disponer de toda la información actualizada de su demanda para implementar acciones inteligentes de productos y servicios innovadores como resultado de un análisis estratégico continuo, bien asesorado por expertos, tanto para el ámbito del sector como para cada una de nuestras propias empresas. Esta es la perspectiva desde la cual debemos tomar decisiones para garantizar la mejora continua de nuestro sector turístico. Oír a los estudiosos, a los empresarios, formar a nuestros trabajadores, recualificar y diversificar nuestra oferta. Quedarse atrás rezagado no nos lleva sino a la pérdida de competitividad. 



    3)La pandemia nos enseñó lo que significa estar con turismo cero. ¿Ve alternativa a una economía dependiente del turismo?.

    Lo más valioso que hemos aprendido de esta pandemia es el conocimiento obtenido  para ser capaces de vencer otras amenazas similares a las que podremos enfrentarnos muchísimo mejor preparados. Tal vez el turismo cero no será, después de la curva de aprendizaje adquirida por toda la población, por todos los negocios, por todos los gobiernos, por las instituciones sanitarias etc., la mejor de las decisiones a tomar. La pandemia nos ha sacudido provocando cambios disruptivos en nuestras convicciones sobre que aspectos socioeconómicos debemos  considerar estratégicamente prioritarios. 
    En este escenario postpandémico, hay una clara apuesta por asegurar, al margen del grado de ventaja competitiva que tengamos, una mayor soberanía de bienes y servicios, especialmente los estratégicos. Aunque en determinados casos, la economía circular local y la sostenibilidad fuere menos eficiente en términos relativos a una economía globalizada, no podemos arriesgarnos a que ciertos productos o servicios escaseen en momentos de amenazas climáticas, pandémicas o conflictos bélicos como el que vivimos actualmente. 
    Nuestra isla es eminentemente una economía turística que siempre seguirá dependiendo del turismo, no solo el propio sector sino casi todo lo que vive de él. La pandemia afectó igualmente, a través del cero turístico, a la mayoría de las industrias canarias. Apuesto por una diversificación de la oferta turística, pero también tengo mucho deseo e ilusión en explorar y desarrollar oportunidades en otros sectores. Ya lo estamos consiguiendo en algunos otros desligados del turismo. 

    4)Si fuera alcalde de San Bartolomé; presidente del Cabildo o del gobierno, ¿Qué cree que habría que hacer con la oferta turística grancanaria?.

    Creo que en la mayoría de los casos, los políticos están bien asesorados desde el punto de vista técnico en cuanto al binomio turismo y urbanismo. El asesoramiento externo e interno en lo promocional  es muy  profesional e innovador y el planeamiento insular, desde hace bastante tiempo, viene estando bien planteado ya que garantiza un desarrollo sostenible para el turismo y acierta en el diseño y en la definición de infraestructuras que resuelven de forma ordenada los principales retos insulares en ese ámbito. Nuestros políticos deberían acatar y cumplir las grandes directrices que ya están planificadas y consensuadas, estar más atentos en resolverlas según lo programado y permitir que los agentes económicos las puedan implementar de una forma más eficiente, con menos burocracia. Tendrían que escuchar más  la opinión de los empresarios por su conocimiento pragmático, implicación y riesgos personales asumidos en los distintos sectores como el turístico.
    Tenemos que unirnos,  tanto políticos como empresarios y otros agentes en el reto de recualificar y diversificar nuestra oferta turística privada, pero sin olvidar la necesidad perentoria de continuar mejorando igualmente la pública con garantía de un buen mantenimiento de todas las infraestructuras y servicios públicos turísticos. Los políticos de altas miras  no se dejan dominar  por un puñado de votos y deben actuar en coherencia con lo que preconizan, defendiendo con rigor la legalidad vigente para  dar seguridad jurídica a la inversión y confianza en las instituciones. El sector turístico canario tiene todavía mucho recorrido, si hacemos las cosas bien, seguiremos afianzando y revalorizando nuestra principal industria. 

    5)El reto es más turismo o turismo de mayor poder adquisitivo.

    No me gusta analizar nuestro desarrollo turístico con planteamientos tan simplistas. El camino acertado hacia donde debemos dirigirnos exige como dije de análisis complejos requiriendo la implicación de muchos agentes. Tenemos que continuar creando valor en toda la cadena productiva de productos y servicios, no solo mejorando lo actual sino justificando una ampliación mediante criterios firmes de sostenibilidad y diversificación. Hay todo tipo de niveles de oferta y demanda, el reto está en fidelizar las diferentes demandas manteniendo un alto grado de competitividad y satisfacción frente a otros destinos competidores. Hay muchísimas oportunidades para crecer en valor. 

    6)La familia Condal estuvo en los inicios de la cementera en El Pajar. Por qué ahora cree que ha llegado el momento de replantear su ubicación?.

    La cementera comenzó su andadura incluso antes del concurso de Maspalomas Costa Canaria. Estamos hablando más de 60 años. En su día se eligió la ubicación más cómoda, cercana a la cantera de puzolana y conveniente para la construcción del puerto cementero. Ya en los años 60 ejerció una contaminación negativa en su enclave costero cercano. Fue en los 80 cuando empezó ya directamente a perjudicar ambientalmente en el turismo a medida que se iban extendiendo las urbanizaciones a ambos flancos. 
    Sería injusto no reconocer la gran aportación económica de la cementera para la isla, puestos de trabajo etc, la familia Condal los primeros, que estuvimos implicados después de su etapa primigenia. Pero el tiempo transcurrido y las circunstancias actuales son distintas. Cualquier  gran canario con sentido común se da cuenta que esa actividad industrial portuaria en esa ubicación ya no se sostiene por dos razones fundamentales: una, porque esta empresa privada lleva disfrutando la concesión industrial durante más de 60 años dándose la condición que ya ha vencido la misma y por tanto la oportunidad histórica de recuperar el espacio del muelle para uso y disfrute de todos los canarios y turistas y segunda, porque la normativa, que hace ilegal la renovación, se ha ido consolidando a lo largo de la última década gracias a un planeamiento territorial insular vinculante que destina  a la especialización turística todo esa área. 
    La especialización turística de la concesión portuaria abandonando el uso industrial es una cuestión avalada por la legalidad vigente debiendo ser objetivo de todos. Lo han demostrado ya muchos políticos, expertos en derecho, amplia representación empresarial y de la sociedad civil. Ahora falta que el gobierno regional sea coherente. Echamos de menos un rotundo posicionamiento del Cabildo a favor de la no renovación.  
    En manos de nuestros dirigentes responsables  y de la empresa cementera, como propietaria de los terrenos adyacentes a la concesión, está también negociar un buen acuerdo de traslado a una zona apta calificada como industrial en nuestra isla a cambio de unas compensaciones favorables para esta última. Sería imperdonable no aprovechar la ocasión. Una deslocalización que permitiría un ingente desarrollo económico en los alrededores con estricto cumplimento de unos vinculantes y exigentes estándares turísticos actuales. Lo contrario sería involucionista y anacrónico, muy contrario al deseo de la mayoría, más bien un despropósito. 
    El privilegio de una clasificación territorial de suelo turístico presupone por ley unos derechos y obligaciones. La familia Condal siempre ha sido muy responsable con el desarrollo de sus terrenos privados a lo largo de toda la costa sur de Gran Canaria, derivándose un uso público que deviene del propio planeamiento en beneficio de todos. Maspalomas es un caso de éxito, fue una apuesta empresarial arriesgada  en busca de una rentabilidad razonable pero también muy consciente del interés general que tanta riqueza económica ha generado para miles de gran canarios y extranjeros.

    RAFAEL FALCÓN. Las Palmas de Gran Canaria. Domingo, 22 mayo 2022.
    CANARIAS 7. 
    https://www.canarias7.es/economia/turismo/sector-turistico-canario-20220522122852-nt.html
     

ACCESO SOCIOS