dir_public inicio

LOS CEMENTEROS DEBERÍAN VALORAR UNA RETIRADA INCENTIVADA


LA PROVINCIA. 30 DE JUNIO DE 2022.

ENTREVISTA A DON FERNANDO DEL CASTILLO Y BENÍTEZ DE LUGO, PRESIDENTE DEL CIT DE GRAN CANARIA



 


LA PROVINCIA. 30 DE JUNIO DE 2022.

 

1)Se cumplen 60 años de Maspalomas Costa Canaria. Desde el CIT de GC, ¿qué balance hacen de aquella iniciativa que es hoy el motor de la economía de la isla?

El proyecto Maspalomas Costa Canaria en los años 60 fue un auténtico revulsivo para nuestra isla. El CIT lo avaló desde sus comienzos ya que representaba la mayor apuesta empresarial turística en beneficio del desarrollo económico de toda Gran Canaria y sus ciudadanos. Los Castillo fueron los principales emprendedores de esta iniciativa a la que se sumaron miles de familias canarias  mediante un modelo de inversión participativa, repartiéndose las plusvalías que iba generando la actividad turística.

2) ¿Qué piensa sobre los que critican este desarrollo turístico?, ¿cree que el balance de estos 60 años es más positivo que negativo?

Criticar el desarrollo turístico creado y lo que representa hoy Maspalomas a nivel mundial desde una visión simplista es pura demagogia. El balance es positivo en todos los sentidos. No sería justo hacerlo desde una perspectiva actual que obligaría a incluir renovados estándares en paisajismo, sostenibilidad medioambiental en construcción y servicios, eficiencia energética, tecnología digital, sobrevenidos factores de cambio climático y años de estudio académico sobre el comportamiento y las necesidades de una demanda turística desde sus inicios. Siempre hay espacio para una crítica constructiva contextualizando en el tiempo todo lo anterior.


3)La pandemia nos enseñó lo que significa estar con turismo cero. ¿Ve alternativa a una economía dependiente del turismo?

Lo más valioso que hemos aprendido de esta pandemia es el conocimiento obtenido para vencer crisis sanitarias del calado de la COVID 19, a las que podremos enfrentarnos mejor preparados. No obstante, la capacidad de producir vacunas será determinante.
La pandemia ha variado los criterios sobre los recursos económicos que debemos priorizar. El cero turístico y los confinamientos también perjudicaron a la mayoría de las industrias canarias. 
Apuesto por una diversificación de la oferta turística, pero también tengo mucho deseo e ilusión en explorar y desarrollar oportunidades en otros sectores. Ya lo estamos consiguiendo en algunos otros desligados del turismo.

4) ¿Cómo concibe nuestro futuro desarrollo turístico?, ¿qué visión deberían tener nuestros políticos sobre la oferta turística grancanaria?

El planeamiento insular está bien ordenado para garantizar un desarrollo turístico sostenible con acierto en el diseño y en la definición de infraestructuras que resuelven los principales retos insulares en ese ámbito. Los políticos deberían acatar y cumplir las grandes directrices que ya están planificadas y consensuadas. 
El sector turístico canario tiene todavía mucho recorrido si hacemos las cosas bien.
Tenemos que continuar creando valor en toda la cadena de productos y servicios. Desde una oferta y demanda diversa se puede fidelizar la clientela consiguiendo un alto grado de competitividad y satisfacción frente a otros destinos competidores. Debemos planificar estratégicamente las potencialidades del mix de productos turísticos que hemos desarrollado.

5)¿Por qué el CIT de GC cree que ha llegado el momento de replantear la ubicación de la Cementera?

La reubicación de la Cementera es hoy una decisión estratégica de interés general y de obligado cumplimiento. 
La Cementera comenzó su andadura en los años 50, antes del concurso de Maspalomas Costa Canaria. En su día se eligió la ubicación más cómoda, cercana a la cantera de puzolana contigua y la más conveniente para la construcción del puerto cementero. Desde los años 60, la mole cementera  ya ejercía un mal impacto visual en su entorno costero más cercano con suerte que la actividad turística  se encontraba todavía distante de ese privilegiado enclave. Pero a partir de los 80, la fuerza de repulsión de esta explotación industrial en pleno litoral turístico comienza a bloquear por ambos flancos el desarrollo hacia ese enclave. Los complejos que últimamente han apostado por acercarse lo han hecho presuponiendo los tiempos que la normativa legal vigente exige para la deslocalización. 

Después de más de 60 años de concesión, la Cementera solicita nuevamente al Gobierno una prórroga para continuar 25 años de impacto en un sitio que a día de hoy ya no se sustenta. Cualquier gran canario con sentido común se da cuenta que la continuidad de esa actividad industrial portuaria en Arguineguín no es viable por tres razones fundamentales: una, por el gran impacto que produce en el corazón de nuestra zona  turística impidiendo un desarrollo sostenible en ese lugar de incalculable riqueza, segunda, recuperar un enclave público concesional  para el disfrute de tanto canarios como visitantes y tercera, porque legalmente no cabe la renovación de una concesión vencida después de 60 años. Ahora falta que el gobierno regional sea coherente.

6)¿Cómo propondría usted que se realizara esta reubicación?.

Nadie querría que la Cementera abandonase Gran Canaria. A los cementeros no le interesa tampoco perder ni un gramo del mercado insular del cemento en el que ejercen a día de hoy una clara posición dominante. Por ello desde el CIT siempre hemos defendido su permanencia en la isla, pero en el sitio designado por nuestros instrumentos de planeamiento territorial insular para este tipo de industrias. 
La administración pública competente y la empresa cementera, como propietaria de los terrenos adyacentes a la concesión, deben negociar un buen acuerdo de traslado a cambio de unos incentivos favorables para esta última. Resultaría inútil que prescindamos de unas ingentes plusvalías económicas generadas por un desarrollo sostenible en el litoral turístico contiguo, de un hotel modélico de excelencia turística en los terrenos privados de la Cementera con su puerto deportivo, de la continuidad de una molienda eficiente, moderna, menos contaminante y mas rentable en el lugar idóneo de la isla. 

Si bien la recuperación del puerto concesional de Santa Águeda debería ser inmediata, los tiempos para la deslocalización de la Cementera en suelo privado se podrían alargar, alejándose de lo que la ley también exige. Pero, ¿compensaría a los cementeros dilatar esta cuestión en condiciones económicas más desfavorables dada la lejanía de otro puerto donde hacer las descargas de su clinker?. Esto podría comprometer su rentabilidad y se arriesgarían a que otros jugadores se planteen competir en condiciones más ventajosas y jurídicamente seguras desde un lugar ideal. 

Prorrogar la concesión sin ningún compromiso de deslocalización sería un desenlace muy perjudicial para nuestra isla y me atrevería decir para los propios cementeros. Tarde o temprano los instrumentos territoriales insulares que conminan a la especialización turística de toda la pieza privada donde se ubica la Cementera obligarán indefectiblemente a la recalificación de sus terrenos. Habría que descartar los incentivos que puntualmente pudiera conceder el Gobierno a esta última de no conseguirse hoy un buen acuerdo consensuado de deslocalización. Los cementeros deberían valorar la plusvalía de una retirada incentivada frente a un probable escenario de pérdida progresiva de rentabilidad si optasen erróneamente por dilatar su traslado.

FERNANDO DEL CASTILLO Y BENÍTEZ DE LUGO
PRESIDENTE DEL CIT DE GRAN CANARIA

Comentarios

Tu comentario
Normas de uso
  • Esta es una opinión exclusiva de los internautas.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Los comentarios serán publicados previa moderación.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos inoportunos.

ACCESO SOCIOS